15 Plantas para un huerto con poco sol que crecen bien

Hay muchos cultivos de sombra que podemos preparar en esas zonas donde la luz no penetra fácilmente. Estas plantas para un huerto con poco sol pueden soportar menos horas de fotosíntesis y crecer en condiciones más frías de lo normal, gracias a su resiliencia y a su fácil mantenimiento.

Rúcula

Plantas para un huerto con poco sol

La rúcula es una alternativa de la lechuga ideal para preparar nuestras ensaladas, especialmente cuando queremos que sus hojas amargas crezcan rápido. El mejor momento para cultivar la rúcula en un huerto sin mucho sol es en la temporada de verano, ya que las temperaturas altas marchitan el follaje.

Remolacha

hortalizas que necesitan poco sol

En esos cultivos de sombra donde no alcanza la luz del sol más de cuatro horas al día podemos plantar la remolacha, una hortaliza de raíces pequeñas, sabrosas y tiernas. Lo único que debemos tener en cuenta es que, cuanto menos iluminación reciba la remolacha, más tardará en crecer antes de recolectarla.

Brócoli

hortalizas que necesitan poco sol

El brócoli es una de las plantas para un huerto con poco sol que podemos cultivar desde principios de la primavera, siempre y cuando lo hagamos en una zona con sombra parcial. Para un buen desarrollo de la hortaliza, lo ideal es que reciba al menos cinco horas de luz solar durante dos meses.

Coles de Bruselas

Plantas para un huerto con poco sol

Otra de las hortalizas que necesitan poco sol al plantarlas son las coles de Bruselas, una verdura que no tolera el calor y que prefiere crecer entre los cultivos de sombra. De hecho, el sol directo termina quemando el follaje y estropeando su sabor. Cosecharemos las coles en otoño o en invierno.

Repollo

vegetales que no necesitan mucho sol

El repollo es una hortaliza que se puede cultivar bien en un huerto sin mucho sol, desarrollándose en sombra parcial con al menos tres horas seguidas de luz al día, especialmente cuando llegan los meses de verano. Esta regla será suficiente para que los cogollos se vuelvan grandes y sabrosos.

Zanahorias

Plantas para un huerto con poco sol

Aunque es sabido que las zanahorias disfrutan de la luz del sol, pueden seguir creciendo lentamente entre plantas para un huerto con poco sol donde lo que predomina es la sombra parcial. La razón es que a la hortaliza no le gustan las temperaturas muy altas y esto repercute negativamente en su sabor.

¿Sabías que las zanahorias son unas de las hortalizas más fáciles de cuidar en huertos?

Coliflor

huertos sin mucho sol

La coliflor necesita un mínimo de luz solar para que se desarrolle plenamente, pero en verano sí que podemos cultivarla en un huerto sin mucho sol para protegerla de las temperaturas altas. Lo ideal es que aportemos tierra nutritiva con abono donde tenga suficiente espacio para crecer.

Apio

Durante las horas más calurosas del verano, el apio se desarrolla mucho mejor en cultivos de sombra. Por eso es que esta hortaliza es una de las plantas para un huerto con poco sol que necesitará una media de tres meses para cosecharla. Es muy importante que el pH del suelo esté entre 6,0 y 7,0.

Acelgas

Las acelgas son plantas de jardín tan resistentes que pueden crecer bajo el sol directo o entre vegetales que no necesitan mucho sol. Lo esencial es que, al cultivarlas, dejemos una distancia entre semillas para que podamos manipularlas mientras van creciendo. El suelo debería estar húmedo y drenado.

Mira cómo instalar un sistema de riego automático en huertos para mantener la tierra húmeda.

Escarola

Junto a la rúcula, la escarola es otra de las hortalizas que podemos cultivar en huertos con poco sol donde predomina la sombra parcial. Además, forma parte de las plantas que toleran bien las heladas. Aunque llega a crecer en áreas donde solo recibe tres horas de luz, los cogollos serán más pequeños.

Ajo

huertos sin mucho sol

El ajo se puede cultivar junto a cebollas, puerros y cebolletas en cultivos de sombra gracias a que sigue creciendo incluso cuando solo recibe cuatro horas de sol al día. Podemos plantar este vegetal a partir de la primavera, con cuidado de aportar sombra parcial en lugares donde el clima es muy cálido.

Rábano

Plantas para un huerto con poco sol

Debido a que el rábano no soporta el calor excesivo del sol, es importante cultivarlo en un huerto sin mucho sol para evitar que la hortaliza se vuelva leñosa. Esta regla la podemos aplicar en la temporada de verano, que es cuando las temperaturas suben y necesitamos proteger nuestro vegetal.

Puerro

hortalizas que necesitan poco sol

El puerro es otra de las plantas para un huerto con poco sol que preparamos en regiones sureñas, donde el clima es predominantemente cálido. Lo mejor de todo es que esta hortaliza se puede cosechar casi con cualquier tamaño, con la diferencia de que los puerros tiernos crecen en solo dos meses. Te animamos a que uses un jardín inteligente en casa para cultivar estas hortalizas fácilmente.

Patatas

Plantas para un huerto con poco sol

Si buscamos una alternativa al cultivo de la patata en bolsas, podemos plantar estos tubérculos junto a hortalizas que necesitan poco sol (con cuatro horas al día es suficiente). Es aconsejable evitar la luz directa excesiva para que no le salgan manchas verdes a las patatas, que las volverán amargas.

Guisante

El guisante suele crecer muy bien a pleno sol, pero necesita sombra parcial cuando el calor es intenso, ya que las temperaturas extremas hará que no salgan flores ni se desarrollen las vainas. Haremos una buena cosecha si plantamos guisantes en un huerto sin mucho sol donde el suelo se note fresco.

Quizá te interese: ¿Qué hortalizas plantar en invierno en Argentina?