Cuidados de la areca: Iluminación, dónde colocarla y cómo podarla

En casas que buscan recrear un ambiente selvático puramente tropical suele cultivarse la areca, una palmera elegante con hojas arqueadas que recuerdan al bambú. Esta planta tropical es perfecta para colocar en estancias con mucha luz, donde los numerosos tallos que emergen de la base pueden crecer cómodamente. Mira el manual de cuidados de la areca y averigua cómo mantenerla frondosa en interiores.

areca

¿Qué es la areca?

La areca es un tipo de palmera que se puede cultivar en casas o jardines, pero es especialmente común combinarla con otras plantas elegantes para decorar escritorios. Sus hojas emplumadas sirven para purificar el aire y eliminar las toxinas ambientales que tienen efectos nocivos sobre tu salud. ¿Te gustan las plantas que emulan una selva tropical? La palma areca es una de las más elegantes y fáciles de cuidar.

Nombre científico de la areca

En botánico, el nombre científico de la areca es Chrysalidocarpus lutescens, pero también la puedes identificar por el nombre Dypsis lutescens o Areca lutescens cuando se vende en viveros. En la calle seguramente oirás a mucha gente llamar a la palma areca «palmera bambú» o «palma de frutos de oro». Todos estos nombres son válidos, pero vienen a referirse a la misma planta de la familia de las arecáceas.

Orígenes de la palma areca

La palma areca es nativa de selvas tropicales del este de Madagascar, donde oxigena el aire y elimina los contaminantes. Aunque hoy en día puedes encontrarte con la planta allí, muchas palmeras de Madagascar están en peligro de extinción con el 83% de especies amenazadas según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Esto es porque se está usando el terreno para usos agrícolas.

Pero también se están cultivando palmas areca en un montón de zonas estadounidenses donde hace bastante calor. Por ejemplo, puedes conducir por cualquier calle del estado de Florida para encontrarte con estas palmeras creciendo al aire libre, con una altura imponente y muy juntas las unas de las otras. Cuando ves las palmas areca en exteriores te da la sensación de que estás viendo bambú y no palmeras.

Características de la areca

Las características más importantes de la areca están en su tronco liso, anillado y verde plateado, a veces del color del oro, que te recuerda a un trozo de bambú. En la base crecen unos tallos finos, los cuales se convierten en hojas pinnadas amarillas verdosas con el tiempo. La forma del follaje es estrecha, larga y curvada, como si todas las hojas en conjunto formaran las alas de una mariposa. De ahí viene su popularidad.

cuidados de la areca

Pero lo curioso es que entre finales de primavera y principios de verano florece la palma areca. Las flores en cuestión son amarillas y muy llamativas, y crecen justo debajo de las hojas. Algunas son masculinas y otras femeninas, aunque a todas ellas les siguen unos frutos ovalados verdes que se van volviendo naranjas conforme maduran. Aunque tienen una pinta deliciosa como los dátiles, no se pueden comer.

¿Es la palma areca una buena planta de interior?

Lo más común es cultivar la palma areca en casa, especialmente porque no es una planta que tolere el frío y las raíces son frágiles. Al ser uno de los tipos de palmera exóticos más delicados que existen cuando lo sacas fuera de su hábitat, tienes que esforzarte todo lo posible por recrear su entorno nativo en casa. La humedad alta, el calor y la buena iluminación son indispensables, así que es una buena planta de interior.

Cuidados de la areca en casa

Entonces te has decidido por cuidar una areca en casa y ahora necesitas saber cómo mantenerla frondosa y verde. Por suerte, los cuidados de la areca en interiores no son muy complicados, aunque es verdad que no puedes abandonar la planta bajo ningún concepto. Primero tienes que cultivarla en una maceta pequeña para proteger sus raíces delicadas y limitar su crecimiento. Después sigue estos consejos:

Luz
Indirecta
Riego
Escaso
Ubicación
Salón
Temperatura
18ºC - 24ºC
Tierra
Compost
Abono
Equilibrado
Poda
Hojas secas

¿Puede la palma areca sobrevivir sin luz solar?

Desde ya tienes que saber que la palma areca no puede vivir sin luz solar. Es mejor que la tengas en una zona de la casa muy iluminada, pero que esté lejos de la luz directa. Así las hojas no se pondrán amarillentas y no se quemarán. Busca una ventana orientada al sur o al oeste y pon la planta muy cerca para asegurarte de que recibe suficiente luz. No te preocupes si a veces le da la sombra, la areca lo aguantará.

Tierra

Llena la maceta con una base de tierra y compost. Hay quienes piensan que la base de turba es la mejor para la planta, pero los inconvenientes de usar la turba son tantos que no lo aconsejamos. Una maceta estrecha que tiene orificios debajo para eliminar el riego que sobra es la mejor. Así previenes el crecimiento excesivo de la palmera. Solo usa una maceta más grande si las raíces se salen del fondo de la maceta.

Abono

Como lo más probable es que te lleves una palma areca a casa cuando todavía está creciendo, es entonces cuando deberías aprovechar para ponerle abono. Usa un fertilizante equilibrado líquido cada dos meses, solamente en primavera y en verano. Así le das micronutrientes que la planta necesita para desarrollarse bien. Es muy importante que no abones la areca en otoño o invierno porque está hibernando.

¿Cuántas veces se riega la areca?

A la areca le gusta la tierra húmeda, pero no soporta el riego excesivo ni el suelo que se queda encharcado. Entonces tienes que regar solamente cuando veas que los primeros centímetros superiores de la tierra están secos, lo cual pasa bastante si hace calor. En invierno casi no tienes que regar tu areca porque la tierra estará casi siempre húmeda. Entre el riego duro y el riego blando, usa agua destilada o purificada.

Temperatura

Te recomendamos que allí donde coloques la palma areca haga una temperatura entre los 18ºC y los 24ºC (64ºF-75ºF). Esta temperatura debería mantenerse constante todo el año, excepto en invierno, cuando las temperaturas pueden bajar hasta 10ºC (50ºF). La planta no sobrevive a menos de esta temperatura durante mucho tiempo. Evita usar calefacción o aire acondicionado, y no abras las ventanas.

palma areca

Los cambios bruscos de temperatura y las repentinas ráfagas de viento hacen que se resientan las hojas de la areca, formándose manchas oscuras. Tampoco deberías descuidar el nivel de humedad en el aire, porque un entorno demasiado seco solo hace que las puntas de las hojas se pongan marrones. Piensa que estás tratando con una planta puramente tropical y necesitas recrear su hábitat natural.

Poda

No te preocupes por la poda del areca porque no será constante. Lo único que te aconsejamos es que esperes a que las hojas se sequen para quitarlas. La señal que necesitas para hacer la poda es ver las hojas marrones. Si lo haces antes vas a quitar hojas que seguramente aún puedan hacer la fotosíntesis para mantener la planta sana. Este tipo de poda es perfecta porque haces que todo el follaje reciba luz por igual.

¿No sabes cómo podar la areca? Aquí te dejamos la guía de poda para plantas que viven en casa. Te despejará muchas dudas.

¿Dónde poner una areca?

Lo ideal es que pongas la palma areca en una estancia muy iluminada, con humedad ambiental alta. Una vez allí, busca una ventana que esté mirando al sur o al oeste y coloca la planta muy cerca para asegurarte de que recibe suficiente luz. La estancia debe ser cálida y tener una temperatura entre 18ºC y 24ºC (64ºF-75ºF). Evita abrir ventanas y puertas que traigan ráfagas de aire o usar aparatos climatizados.

¿Cómo crece la palma areca?

La palma areca no crece rápido, más bien moderadamente. Da igual si tienes la planta en casa o en el jardín, su crecimiento es gradual y cuando es adulta puede llegar a los tres metros en interiores, mientras que en exteriores alcanza los diez metros. Cada año el tronco crece una media de 25 centímetros. En cuanto a las hojas, cada una se desarrolla hasta llegar a medir un máximo de dos metros de largo.