10 Plantas para cocinar y su efecto beneficioso para tu salud

Si eres amante de la cocina y disfrutas experimentando con sabores y aromas, seguramente ya conoces la importancia de las hierbas aromáticas. Estas pequeñas plantas que crecen en tu jardín tienen el increíble poder para mejorar mucho el sabor de tus platos, aportando frescura y dando un toque especial a las recetas. En este post te enseñamos las hierbas para cocinar más populares y versátiles que puedes usar.

10 Hierbas aromáticas para cocinar

Existen muchas hierbas aromáticas que puedes cultivar en casa, pero aquí te presentamos las más populares en los fogones:

Albahaca

plantas para cocinar

La albahaca es una hierba que aporta un aroma y sabor característico a la cocina mediterránea. Sus hojas verdes y brillantes se pueden utilizar frescas o secas, y son ideales para preparar salsas, guisos, ensaladas y platos de pasta. Además, la albahaca tiene ventajas antiinflamatorias y puede ayudar a mejorar la digestión. ¿Por qué saborear alimentos deliciosos cuando puedes librarte de algún que otro retortijón?

Mira cómo puedes cultivar la albahaca en casa en pocos días y sin tener que preparar un huerto.

Romero

hierbas aromáticas para cocinar

El romero es una planta perenne que crece fácilmente tanto en climas cálidos como secos. En este caso aprovechamos las hojas del romero, que son aromáticas y que se utilizan generalmente para aderezar carnes, aves, patatas y sopas. ¿Lo mejor? Las investigaciones prueban que entre los beneficios medicinales del romero están la mejora de la memoria y la concentración. Añádelo a tu rutina diaria de estudio o trabajo.

Perejil

hierbas para cocinar

El perejil es una hierba muy popular en la cocina mediterránea, principalmente porque se utiliza principalmente como guarnición o aderezo para ensaladas. Si tú eres un auténtico fan del sabor del perejil, te decimos desde ya que el perejil también es rico en vitamina C y antioxidantes. Esto significa que añadir perejil a tus platos de comida permiten que refuerces el sistema inmunológico y combatas los radicales libres.

Aquí te contamos otras razones por las que deberías tomar perejil unas cuantas veces a la semana.

Tomillo

plantas para cocinar

El tomillo es una de las plantas para cocinar más potentes cuando pensamos en el aroma tan fuerte y penetrante que se utiliza principalmente en guisos, sopas y carnes asadas. Pero más allá del aroma del tomillo, una hierba tan aromática como esta cuenta con propiedades antisépticas y expectorantes. Así que ya sabes, anímate a utilizar las hojas del tomillo en remedios naturales para tratar afecciones respiratorias.

Orégano

plantas de cocinar

El orégano es una de las hierbas para cocinar más utilizadas tanto en la cocina italiana como en la cocina mexicana. Seguramente parte del protagonismo del orégano en los fogones se debe al sabor tan intenso que reconocemos fácilmente en salsas, pizzas, pastas y adobos. Además de añadir sabor a tus platos, el orégano contiene compuestos antimicrobianos que te ayudan a combatir bacterias dañinas del cuerpo.

Menta

plantas para cocinar

La menta es conocida por su efecto calmante y, cuando la usas para cocinar, puede ayudar a aliviar trastornos digestivos como el malestar estomacal, los cólicos y la indigestión. Su capacidad para relajar los músculos intestinales y promover la producción de bilis ayuda a disminuir los síntomas incómodos de la mala digestión. Incorporar menta en la cocina añade sabor a tus platos y aporta beneficios medicinales.

Te hablamos sobre las ventajas medicinales de usar menta en casa. ¡Te quedarás sin palabras!

Cilantro

clases de hierbas para cocinar

El cilantro para cocinar es una hierba deliciosa que tiene una serie de beneficios medicinales. En primer lugar, se ha demostrado que cocinar con cilantro ayuda a mejorar la digestión. Esto es porque contiene compuestos que estimulan la producción de enzimas y facilita la descomposición de alimentos para prevenir la hinchazón y el malestar. Además, el cilantro tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Laurel

hierbas aromáticas para cocinar

El laurel para cocinar, también conocido como laurel común o laurel de cocina, no solo es una hierba aromática que se utiliza para dar sabor y aroma a los platos, sino que también ayuda a aliviar los síntomas digestivos incómodos, como el gas, la hinchazón y la indigestión. Incluso se ha demostrado que el laurel regula los niveles de azúcar en sangre para las personas con diabetes o predisposición a desarrollarla.

Hinojo

hierbas para cocinar

El hinojo es una de las plantas para cocinar que pueden ser beneficiosas para el control de peso, ya que es una hierba baja en calorías y alta en fibra, lo que ayuda a mantener la sensación de saciedad y controlar el apetito. Si incluyes el hinojo en tus recetas, debes saber que te sumas a todos los cocineros que utilizan esta planta en la cocina mediterránea por su sabor distintivo y versatilidad en diversos platos.

Lemongrass

plantas de cocina

El lemongrass para cocinar, también conocido como hierba de limón, es una planta aromática que se utiliza sobre todo en la cocina asiática por su sabor cítrico y fragante. Sin embargo, además de su misión culinaria, el lemongrass cuenta con un montón de propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que van desde su capacidad para aliviar problemas digestivos hasta la mejora del bienestar emocional.

Puedes acompañar el uso de la hierba de limón con la toma de infusiones que te ayudan a sentirte bien en cuestión de semanas.

El efecto de las plantas para cocinar en tu cuerpo

Las hierbas aromáticas para cocinar añaden sabor a tus comidas y también te brindan cientos de beneficios para la salud. Muchas de estas clases de hierbas para cocinar contienen antioxidantes, vitaminas y minerales que promueven el bienestar y previenen enfermedades. Además, sus aceites esenciales tienen propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que fortalecen tu sistema inmunológico.

Si quieres disfrutar de estos beneficios, no es necesario que te conformes con las hierbas secas que encuentras en los supermercados. Cultivar tus propias plantas para cocinar es sencillo y gratificante, y te garantiza tener hierbas frescas siempre a mano. Pero ¿cuál es el efecto real de las plantas para cocinar cuando las ingieres en las comidas y cenas? Ahora te hablamos de los beneficios de usar hierbas para cocinar:

Aporte de nutrientes

Muchas plantas de cocinar que estás aprovechando para aderezar los platos contienen altos niveles de vitaminas, minerales y antioxidantes que son esenciales para tu salud. Tanto es así que consumir una dieta rica en plantas y hierbas aromáticas para cocinar, como el cilantro, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, mejorar la salud del corazón, promover una buena digestión y mejorar la función cerebral.

Propiedades antiinflamatorias

Algunas plantas aromáticas para cocinar, como es el caso del jengibre y la cúrcuma, contienen propiedades antiinflamatorias naturales que son muy beneficiosas para prolongar tu buena salud y vivir por mucho tiempo. Para que entiendas mejor a qué nos referimos, basta con saber que estas propiedades ayudan a reducir la inflamación del cuerpo y alivian los síntomas de enfermedades inflamatorias, como la artritis.

Si sufres de artritis o artrosis, aquí te contamos qué plantas medicinales alivian el problema de huesos.

Digestiones más ligeras

Muchas plantas para cocinar que son famosas en los fogones, como el cilantro, el hinojo y el comino, tienen propiedades digestivas naturales. De hecho, estas plantas pueden ayudarte a aliviar los trastornos digestivos que te llevan molestado durante mucho tiempo. Por ejemplo, si sufres de indigestión, acidez estomacal o estreñimiento, estas clases de hierbas para cocinar promueven una digestión saludable.

Control de peso

Más allá de las digestiones y los nutrientes, muchas personas optan por incluir algunas plantas aromáticas para cocinar porque pueden ayudar en el control de peso, como es el caso de las verduras de hoja verde, los jalapeños y los chiles. Este tipo de plantas tan deliciosas en los platos de comida son bajas en calorías y ricas en fibra, lo que ayuda a mantenernos saciados por más tiempo y controlar los antojos.

Mejora de la salud cardiovascular

¿Sabías que el consumo regular de plantas para cocinar, como el perejil o el laurel, se ha asociado con una reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares? Y es que resulta que plantas aromáticas como estas contienen grasas saludables, las cuales pueden ayudar a reducir el colesterol LDL (que es el colesterol malo) y subir los niveles de colesterol HDL (que es el colesterol bueno y el que deberías mantener).