Incontinencia urinaria en la menopausia: Plantas para combatirla

Las pérdidas de orina en la mujer son comunes ante los cambios hormonales de la perimenopausia y menopausia. Es particularmente la disminución del estrógeno la causa que suele afectar a la incontinencia urinaria en la menopausia. Por suerte, hay plantas medicinales que combaten este problema.

remedios naturales para la incontinencia urinaria

Remedios naturales para la incontinencia urinaria

El objetivo que una persona con incontinencia urinaria en la menopausia tiene es fortalecer los músculos del suelo pélvico con los ejercicios de Kegel. También hay que tomar vitamina D, dejar de fumar y evitar el alcohol y la cafeína. Estos hábitos se acompañarán de infusiones preparadas con estas hierbas:

Gayuba

La gayuba es la planta medicinal más beneficiosa a la hora de reducir las pequeñas pérdidas de orina en la mujer. Este arbusto es el alimento favorito de los osos y las tribus indias americanas solían tomarlo como parte de su dieta. La acción antiinflamatoria y antioxidante actúa limpiando el tracto urinario.

Pero si buscas es potenciar al máximo las propiedades de la gayuba, tómala en forma de fármaco, empleando las dosis correctas para aliviar la incontinencia urinaria en la menopausia. Incluso los hombres pueden beneficiarse del sitosterol, un componente que ayuda contra los trastornos de la próstata.

Canela

El alto contenido en trans-cinamaldehído de la canela ha demostrado ser útil a la hora de reducir los patógenos presentes en la vejiga y la uretra. De hecho, es un ingrediente fundamental para tratar la vejiga hiperactiva, que hace que una persona tenga que orinar con frecuencia y de manera urgente.

¿Lo mejor de todo? Que puedes usar la canela en muchas formas: espolvoreando el polvo en alimentos, cociendo arroz con unas ramitas o incluyendo la canela en un batido. Se sabe que este ingrediente forma parte de las plantas que calman los nervios y promueven el buen estado de ánimo diariamente.

Hierba de San Juan

La hierba de San Juan, conocida como hipérico (hypericum perforatum), ha demostrado ser beneficiosa a la hora de tratar la inflamación de vejiga en mujeres con pérdidas de orina. Si notas una sensibilidad leve al vaciar la orina y sientes necesidad de orinar frecuentemente, esta hierba calmará los síntomas.

Las propiedades medicinales del hipérico van desde la curación del trastorno de la vejiga hipersensible hasta el alivio de las contracciones frecuentes de la vejiga. La incontinencia urinaria en la menopausia se regula fácilmente tomando una infusión de hierba de San Juan por la mañana y por la noche.

Agrimonia

escape de orina en la mujer

Como hierba de la familia de las rosáceas, la agrimonia (Agrimonia eupatoria) forma parte de la medicina popular debido a sus beneficios efectos en el sistema urinario. Tomar una infusión de agrimonia ayuda a aliviar los síntomas de la incontinencia urinaria en la menopausia, especialmente por la noche.

La razón por la que la agrimonia es útil para tratar el escape de orina en la mujer se debe al alto contenido en taninos, flavonoides, antioxidantes, inmunomoduladores y antimicrobios, que trabajan conjuntamente para favorecer el buen funcionamiento de la vejiga y eliminar el mal olor de la orina.

Fibra de maíz

Desde hace siglos, la fibra de maíz se ha utilizado para tratar la irritación de la vejiga y la incontinencia urinaria en la menopausia, especialmente en horas nocturnas. Esta fibra medicinal alivia la inflamación del sistema urinario y trata los síntomas de infección en la vejiga para evitar el escape de orina.

Si tienes problemas con la micción frecuente o presentas dificultad para vaciar la vejiga completamente, tomar una infusión de fibra de maíz todos los días puede aliviar este comportamiento. Esto se debe a la acción de la fibra de maíz sobre las paredes de la uretra y los músculos de la vejiga.

Castaño de Indias

El castaño de Indias es muy reconocido por su capacidad para aliviar la retención de líquidos y estimular la micción. Por tanto, es un ingrediente muy útil si padeces de incontinencia urinaria en la menopausia y no logras vaciar la vejiga al completo. También evitará la sensación de querer orinar con urgencia.

El alto contenido en saponinas es el encargado de favorecer las afecciones de la vejiga, fortaleciendo los músculos y eliminando los líquidos retenidos. La mejor manera de consumir castaño de Indias es a través de una infusión, sumergiendo una cucharadita de corteza en una taza de agua caliente.

Pasiflora

Una de las hierbas antiinflamatorias musculares más eficientes en el tratamiento del escape de orina en la mujer es la pasiflora. Esta flor medicinal se ha utilizado en la medicina popular especialmente para aliviar los síntomas de la incontinencia urinaria en la menopausia y curar infecciones en la vejiga.

Te recomendamos macerar la pasiflora con alcohol durante una semana. Para aliviar las pequeñas pérdidas de orina, toma 25 gotas de extracto de pasiflora. Este método también es viable si padeces problemas nerviosos que estén relacionados con el síndrome premenstrual o la menopausia.

Algarroba

La algarroba es un arbusto que se cultiva en regiones mediterráneas y que tiene un gran valor medicinal debido a sus frutos maduros, similares a los frijoles. Estos frutos son útiles para tratar la incontinencia urinaria en la menopausia, aportar calcio y fortalecer los huesos ante cambios hormonales.

Además de ser un ingrediente con alto contenido nutritivo (fibra, calcio y proteínas beneficiosas para aliviar los síntomas de la menopausia), la algarroba es uno de los árboles que más crecen en el mediterráneo y que sirve para vaciar la vejiga de orina al cien por cien, fortaleciendo los músculos de la pelvis.

¿A qué se debe la incontinencia urinaria?

Como ya sabes, la incontinencia urinaria en la menopausia tiene correlación con la pérdida de estrógeno, que es una hormona sexual. El escape de orina en la mujer puede darse tras un embarazo o parto, pero lo más habitual es que la incontinencia urinaria surja en la perimenopausia y menopausia.

En este caso, la falta del estrógeno hace que se pierda elasticidad en los músculos del piso pélvico. Si se pierde elasticidad, la vejiga se debilita y su función se descontrola, provocando la famosa pérdida de orina. El sobrepeso, el estreñimiento y los diuréticos son otros desencadenantes del escape de orina.