Contaminación atmosférica: ¿Las plantas agravan el problema?

Es bien sabido por todos que las plantas cumplen un papel importantísimo para cuidar del medio ambiente, reducir el CO2 y devolverlo en forma de oxígeno. De ahí que se esté incentivando la protección de los bosques en todo el mundo, entre otras cosas. Pero una nueva investigación de la revista americana PNAS indica que las plantas podrían estar agravando la contaminación atmosférica. Vamos a comprobarlo.

contaminación atmosférica

¿Qué es la contaminación atmosférica?

La contaminación atmosférica es la contaminación del aire, ya sea en un sitio interior o exterior. La contaminación en cuestión viene producida por cualquier agente químico, físico o biológico que cambie las condiciones normales de la atmósfera. El combustible de los coches, las fábricas o los incendios forestales son ejemplos de contaminación en la atmósfera. Estos son los contaminantes más peligrosos del aire:

  • Las partículas
  • El monóxido de carbono
  • El dióxido de nitrógeno
  • El ozono
  • El dióxido de azufre

Los contaminantes que has leído son los que peor te sientan a la salud y son los que estás respirando constantemente. Según la OMS, estos compuestos los encuentras en el 99% del aire en todo el mundo, donde los países más empobrecidos se llevan el primer puesto. ¿Sabías que la contaminación del aire te provoca enfermedades respiratorias y es una fuente importante de mortalidad que pasa desapercibida?

¿Por qué la contaminación de la atmósfera es tan mala?

Hay muchas razones por las que la contaminación atmosférica es increíblemente mala. Como ya sabes, respirar contaminantes en el aire provocan muchas enfermedades respiratorias y cardiovasculares, con más de 30 mil fallecimientos localizados solamente en un país. Pero la contaminación de la atmósfera también aumenta las emisiones de los gases del efecto invernadero frente al calentamiento global.

Piensa que, como la atmósfera es el regulador del clima y los ecosistemas, cuando la contaminamos con agentes químicos, físicos o biológicos estamos alterando el clima en todo el mundo y empeorando los ecosistemas. ¿Cuál es la conclusión de todo esto? Pues que la contaminación atmosférica es una de las causas más graves que atentan contra el equilibrio de la Tierra y que contribuyen al cambio climático.

¿El isopreno de los árboles contamina el aire?

Uno de los contaminantes del aire que más afectan al cambio climático es el isopreno, una sustancia que se mezcla con el óxido de nitrógeno salido de la combustión de coches y el humo de las fábricas. Te decimos que es uno de los peores contaminantes de la atmósfera porque ocupa el segundo puesto en las emisiones de gases tóxicos, por detrás de las emisiones de metano que producen las actividades humanas.

Y dirás, ¿de dónde sale el isopreno y por qué nunca he oído hablar de él? Lo que se sabe hasta ahora es que algunas plantas producen isopreno cuando hacen la fotosíntesis porque las hace más resistentes a las altas temperaturas, pero el isopreno termina siendo tóxico en cantidades muy grandes. Eso hace que la contaminación atmosférica empeore, sin embargo, es algo que mucha gente no conoce.

contaminación atmosférica

De hecho, ni siquiera los científicos saben dónde está el equilibrio ideal. ¿Es mejor que las plantas produzcan más isopreno para protegerse ante el calentamiento global o debería reducirse la cantidad de isopreno en el mundo para no empeorar la contaminación de la atmósfera? Lo que se sabe hasta ahora es que una sola hoja de árbol emite diez veces la cantidad normal de isopreno cuando la temperatura sube 10ºC.

Los robles y los álamos en el punto de mira

Son concretamente los robles y los álamos los árboles que más isopreno producen cuando hacen la fotosíntesis. Al producir tanto isopreno con la subida de temperaturas en todo el mundo, la calidad del aire es cada vez peor y contribuye a sumar más problemas medioambientales. Es decir, mientras que las plantas se hacen más resistentes a los factores estresantes, la contaminación atmosférica sigue aumentando.

Ya habrás oído decir que las plantas reducen la contaminación porque absorben dióxido de carbono y es una de las razones por las que se está luchando contra problemas tan graves como la deforestación de la Amazonía. Y es totalmente cierto que las plantas absorben CO2, pero también tienen otros mecanismos de defensa cuando la calidad del aire es mala y los ecosistemas están en serio peligro de enfermarse.

Uno de esos mecanismos de defensa es la producción de isopreno para fortalecerse ante la subida de temperaturas extrema. Pero el isopreno que se produce en exceso no solo aumenta la contaminación del aire, sino que también afecta a los insectos. Por ejemplo, los científicos han visto que las hojas que producen muchísimo isopreno no sirven de alimento para insectos como las orugas, las cuales se debilitan.

Así que los problemas del isopreno son dos: por un lado, el isopreno aumenta la contaminación de la atmósfera y, por otro lado, el isopreno también hace que los insectos estén desnutridos. Como te imaginarás, la producción excesiva del isopreno no es una buena noticia para los ecosistemas y es un síntoma más de un mundo que se encuentra en pleno desequilibrio climatológico. El efecto es doblemente dañino.

¿Cómo evitar la contaminación del aire?

Ahora que ya sabes lo que es la contaminación atmosférica y el efecto cadena que tiene en el mundo, es hora de que te pongas manos a la obra para revertir la situación. A continuación te damos algunos consejos que limpian el aire que todos respiramos:

Usa el transporte público a menudo

Evita conducir vehículos que funcionan con combustible fósil. Puedes probar a trasladarte de un sitio a otro en tu ciudad usando el transporte público, conduciendo un vehículo eléctrico o compartiendo el mismo automóvil. Piensa que una forma inteligente de combatir la contaminación de la atmósfera consiste en quitar un coche más de la carretera. Además, te ahorrarás dinero en gasolina.

No quemes combustibles sólidos en casa

La última década ha visto un aumento en la quema doméstica de combustibles sólidos, por ejemplo, cuando enciendes las estufas de leña o utilizas fogones abiertos. Todo el humo que sale al aire está impactando negativamente a la calidad del aire y la contaminación de la atmósfera es cada vez mayor. También te aconsejamos que evites quemar basura, hojas y restos de árboles directamente en el jardín.

contaminación del aire

Camina y usa una bicicleta

Siempre que puedas y las distancias no sean muy largas es mejor que vayas andando a los sitios y que sustituyas los automóviles por las bicicletas, que es un medio de transporte completamente sostenible. Y si te toca irte más lejos de lo acostumbrado, seguimos recomendándote que elijas cualquier transporte público para hacerlo. El autobús, el tranvía o el tren son opciones sostenibles para tus viajes.

Aparte de reciclar residuos para ayudar a la naturaleza, cuidar del transporte que usas es una forma de reducir la contaminación.

Come menos carne y productos lácteos

Ahora se sabe que la ganadería es un sector industrial que está produciendo toneladas de contaminación en la atmósfera, siendo causante del 50% del problema. Lo mismo ocurre con la producción lechera, que es responsable de muchas emisiones de amoníaco y que aumenta la contaminación atmosférica, así como la contaminación de aguas superficiales y subterráneas. Es mejor prescindir de esta industria.

Apuesta por la energía renovable

La contaminación del aire también empeora cuando usas energías con poca eficiencia, como los combustibles fósiles. Pasarte al uso de energías renovables es buena idea para tener electrodomésticos más eficientes, gastar menos en las facturas de luz y gas y cuidar del medio ambiente. También puedes instalar un mejor aislamiento térmico para evitar usar muchos aparatos de climatización que contaminan el aire.

Planta más árboles y plantas

Apoya iniciativas locales o empieza tú una iniciativa para plantar árboles y plantas (evita plantar robles y álamos) que ayuden a reducir la contaminación ambiental, absorbiendo CO2. Quizá te parezca un gesto demasiado humilde, pero plantar árboles tiene tantas ventajas que puede ser la acción que marque la diferencia en un planeta donde la situación climática está en el punto de mira de todas las personas.